Iguanodon

Fue un dinosaurio muy especial, aunque era como cualquier otro dinosaurio, ha enseñado a los científicos a revelar cada vez mas como han evolucionado los dinosaurios, era un reptil herbívoro que llamo la atención del médico Sussex, al observar un diente que a su parecer era muy parecido a los de los reptiles, y desde allí comienza la historia de este agradable y singular dinosaurio.

iguanodonSu nombre quiere decir diente de iguana, vivió hace 120 millones de años en Europa, solo se ha encontrado una especie  aunque en tiempos anteriores se pensaba que habían muchos de estas especies, de diferentes periodos.

Sin siquiera imaginarlo, dos mineros se tropezaron con la prehistoria a mas de 1000 pies por debajo de Bélgica, encontrando 14 esqueletos del iguanodon estos estaban en perfecto estado y bien conservados, lo cual permitieron a los científicos a entender un poco más a este simple animal.

Con un simple aspecto este dinosaurio solo era conocido por parte, no se aprecio completo ya que solo se encontraban partes de su anatomía, a este respecto, en 1870 comenzaron a aparecer piezas de fósiles más completas.

Características

Patas

iguanodo-dinoSus torsos eran fuertes, robustos, poderosos brazos, se cree que no pasaba mucho tiempo en dos patas, con las cuatro patas le permitía transportarse de la mejor manera. Al estar en dos patas pudo haber sido un enorme animal y asombroso. Lo cual, lo hacía dependiendo de las circunstancias.

Cola

Su espina dorsal contenía una fuerte cola lo que le permitía sostener su pesado cuerpo. Puede que viviera en grupos, puesto que nunca se encontró solo siempre con individuos de distintas edades, por lo que se cree que convivían y viajaban juntos.

Garras

Inicialmente, se pensaba que el dinosaurio llevaba un cuerno en su nariz, como la lleva actualmente el rinoceronte, no obstante, al encontrar y hacer las comparaciones con otros ejemplares, el cambio de opinión fue radical, colocando el supuesto cuerno en su lugar, o donde se ha demostrado que va, situándolo en sus manos y ejerciendo la función de garras.

Esta garra estaba cubierta con un material bástate duro y resistente, la misma estaba situada en cada pulgar, posiblemente la utilizo para defenderse de los depredadores a los que se exponía, o para recolectar frutas o semillas. Es probable que estas garras fueran venenosas, al parecer contenía una serie de glándulas que hicieron pensar esa posibilidad, aunque aún no se ha podido comprobar.

Así mismo, se ha pensado que sus pulgares eran armas muy poderosas, podía golpear carnívoros, inclusive en descuido, pero se cree que también la empleo para cosas más sencillas como romper nueces, o cortar corteza de arboles. Ambas tareas quizás le ayudaron a evolucionar.

Alimentación

Iguanodon comiendoComía plantas, resultando claro, que podía caminar en dos y cuatro patas, lo cual le permitía alcázar hoja un poco altas; la mayor parte de su tiempo consumía una gran suma de plantas, hojas, su lengua le ayudaba en esta tarea de recolección de hojas, esta era muy parecida a la moderna jirafa, por lo que posiblemente consumía equisetos y coníferas, con sus dos patas al levantarse y  con ayuda de su lengua las podía alcanzar.

Cabe destacar que, el constante movimiento y traslado en busca de alimento puedo ayudar a desarrollar las plantas con flores, esto sucede porque comían en diferentes lugares, los cual, permite la polinización y la dispersión.

En cuanto, a su cabeza y boca no le expresaron mucho a los paleontólogos con respecto a su alimentación; cabe mencionar que, su cabeza era grande angosta y culminaba con un pico parecido a un loro, no obstante, un poco chato.

Ahora bien, sus dientes estaban ubicados como el de una iguana, ubicados en la parte posterior, cuando cerraba su boca sus huesos y ligamentos que lo sostenían le permitían masticar su cabeza se hacia un arco haciendo la oclusión lo que podía moler cualquier cosa, esto es lo que actualmente hacen los mamíferos modernos.

Por su parte, si por algún incidente, pelea, o desgaste perdía uno de sus dientes, este sería sustituido por otro sin problema alguno.